lunes, junio 27, 2022

Fujimori y Castillo cerraron la campaña con actos masivos en Perú

Los candidatos que se medirán este domingo en el ballotage que definirá el próximo presidente del país desoyeron la recomendación del actual Gobierno y de la Municipalidad de Lima, donde realizaron los mítines.

Con promesas de un cambio de sistema o de “salvar” al país del “comunismo”, así como de vencer a la pandemia del COVID-19, los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori cerraron sus campañas proselitistas con miras a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que disputarán este domingo en Perú.

El izquierdista Castillo y la derechista Fujimori protagonizaron este jueves multitudinarios mítines en la céntrica plaza Dos de Mayo y el distrito de Villa El Salvador, respectivamente, a pesar de que tanto el Gobierno como la Municipalidad de Lima recordaron que están prohibidas las concentraciones por la emergencia sanitaria.

Sin que las autoridades intervinieran para impedirlo, estos mítines fueron el colofón de una de las campañas más polarizadas de las últimas décadas en un país enfrentado entre las propuestas de cambio económico y político o de defensa del “modelo” neoliberal que impera desde hace tres décadas en Perú.

En los comicios del domingo, que todas las previsiones indican que serán peleados “voto a voto”, se elegirá al gobernante que tomará la posta del interino Francisco Sagasti desde el próximo 28 de julio, el día del bicentenario de la independencia peruana.

En un mitin de cierre multitudinario, y arropado por el clamor de sus partidarios, Castillo afirmó que en Perú “ha llegado el momento de no mirar ideologías, ni el color de la piel” para “concretar el clamor del pueblo” de un Gobierno que recupere “la riqueza para tener un país industrializado y próspero”.

El candidato del partido ultraizquierdista Perú Libre se dirigió a sus seguidores desde el balcón de la sede de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la mayor central sindical del país, para decirles que espera que “se vea concretado el clamor del pueblo de acá a unas cuantas horas”.

Aseguró que, de ganar las elecciones, el suyo será “un gobierno del pueblo para reivindicar al pueblo” y reiteró propuestas como “recuperar” el gas natural del yacimiento de Camisea y “convocar a una Asamblea Nacional Constituyente” para cambiar la Constitución de 1993, promulgada durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), el padre de Keiko.

Castillo enfatizó, sin embargo, que va a ser respetuoso de la actual Constitución “hasta que el pueblo lo decida” y pidió “tranquilidad” al pueblo peruano y a los empresarios tras rechazar las acusaciones que afirman que es “comunista”, “chavista” y quiere “robar” la propiedad privada.

También reiteró su compromiso de lograr que todos los peruanos mayores de 18 años estén vacunados contra el COVID-19 el próximo 31 de diciembre y de trabajar para recuperar la economía nacional, duramente golpeada por la pandemia.

En Villa El Salvador, en la zona sur de la capital peruana, Keiko Fujimori protagonizó otro multitudinario mitin en el que pidió a sus compatriotas que apoyen su candidatura para “salvar a Perú del comunismo”.

Acompañada por personajes como Álvaro Vargas Llosa, hijo del premio Nobel Mario Vargas Llosa, la candidata del partido Fuerza Popular refrendó la noción que esgrimió durante toda la campaña de que el voto no es por ella, sino por el “futuro” del país.

Fujimori ratificó también varias de sus propuestas de campaña, orientadas a que Perú logre “dar un cambio, pero no hacia atrás, sino adelante” y afirmó que impulsará el control del COVID-19, construirá nuevas postas médicas y hospitales, abrirá cien plantas de oxígeno e iniciará una masiva campaña de vacunación.

Reiteró, además, que impulsará la apertura de pymes con exenciones a la tributación y a la exigencia de licencias para operar, buscará la construcción de “formalidad” y que la hacienda peruana dejará de perseguir “abusivamente” a los emprendedores.

La candidata, quien niega que sus numerosas propuestas de gasto sean populistas y asegura que cuentan con la debida financiación, habló de dar créditos por unos 2.500 millones de dólares para los pequeños negocios e insistió en la entrega de un bono de 2.500 dólares a cada una de las más de 185.000 familias con víctimas mortales del COVID-19 en el país.

Con estas concentraciones masivas, en las que no se respetó las normas mínimas de seguridad sanitaria ante la pandemia, los dos candidatos cerraron sus campañas hacia el ballotage, en el que participarán más de 25,2 millones de peruanos para elegir a su presidente para el período 2021-2026.

Infobae.

Últimas notas

Libertad parte a Curitiba con un par de ausencias

Libertad viaja esta tarde (17.10) con destino a Curitiba, Brasil, donde mañana enfrenta al Athetico Paranaense desde las 20.30 en el juego...

Ministro del Interior dice que solo alertaron sobre riesgo sobre avión iraní

Luego que desde la embajada iraní en Montevideo trataran de sionistas al Ministro del Interior Federico González y al titular de la...

Mario Abdo dijo que Cartes está enojado porque en el avión iraní con supuestos terroristas, hallaron cigarrillos de Tabesa

El Presidente Mario Abdo Benítez se refirió al avión iraní que pasó por Paraguay con parte de su tripulación aparentemente ligada al...

Zelensky dice a los líderes del G7 que quiere que la guerra con Rusia termine a finales de año

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo a los líderes del G7 durante una reunión virtual este lunes que quiere que la...