domingo, abril 14, 2024

Combates feroces entre Rusia y Ucrania en el este del país

En medio de un preocupante escenario, la viceministra ucraniana de Defensa, Ganna Maliar, informó sobre la intensificación de los combates en el este del país. Según Maliar, las fuerzas rusas están avanzando en cuatro zonas de la línea del frente, específicamente en Avdiivka, Mariinka, Lyman y Svatovoe, donde se están librando enfrentamientos feroces. La situación es calificada como «bastante difícil» y los combates se han extendido por toda la región.

Por otro lado, las fuerzas ucranianas han logrado un éxito parcial en el flanco sur de la ciudad de Bakhmut, así como cerca de Berdiansk y Melitopol, en el área sur del frente. Sin embargo, han enfrentado una resistencia intensa del enemigo y la presencia de campos de minas en el sur. A pesar de estos obstáculos, las tropas ucranianas continúan trabajando incansablemente para crear las condiciones necesarias y avanzar lo más rápido posible.

En las últimas 24 horas, se ha observado un recrudecimiento de los ataques por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el este del país. Algunos expertos consideran que estos ataques podrían ser una táctica para evaluar las defensas rusas antes de lanzar una ofensiva a gran escala con el grueso de las fuerzas ucranianas.

La información proporcionada por el Ministerio de Defensa de Rusia difiere de la versión ucraniana, pero ambos bandos coinciden en la intensidad de los enfrentamientos. Se reportan bajas significativas y pérdidas de equipos militares por parte de las fuerzas ucranianas, mientras que el avance ruso ha sido resistido en algunas áreas clave.

La situación en Bakhmut se ha vuelto más complicada después de la retirada de los mercenarios del Grupo Wagner, quienes habían capturado la ciudad anteriormente. Esta situación agrega incertidumbre al conflicto en curso. Aunque todavía no se ha desplegado el grueso de las fuerzas ucranianas, el desarrollo de los combates sugiere que una confrontación a gran escala podría estar más cerca. La región se mantiene en alerta mientras la situación continúa evolucionando.

spot_img

Últimas notas