lunes, abril 15, 2024

Destitución del Jefe de Gabinete de la Interpol Paraguay, Caso Marset

En un sorpresivo giro de los acontecimientos, el comisario Víctor Flores Montiel ha sido destituido de su cargo como jefe de Gabinete del Departamento Interpol Paraguay tras confirmarse el uso indebido de su usuario para levantar el código rojo de la esposa de Sebastián Marset. La situación se torna aún más compleja con la detención de tres agentes de la Interpol vinculados a este escándalo.

Desarrollo:

El comisario Víctor Flores Montiel asumió la dirección de la Interpol Paraguay hace apenas dos días, pero su mandato se vio abruptamente interrumpido al descubrirse que su usuario fue utilizado para anular el código rojo de una figura vinculada al narcotráfico.

Según Diosnel Alarcón, jefe del Departamento Especializado en la Investigación del Cibercrimen de la Policía Nacional, el usuario de Flores debería haber estado inactivo desde febrero, dado que ya no formaba parte de la Interpol. Esta revelación plantea interrogantes sobre la seguridad y gestión de usuarios en la institución.

Detenciones y Sospechosos:

La Fiscalía ha logrado la detención de tres agentes de la Interpol: el oficial 2° Hugo Javier Vallejos Rivas, el oficial ayudante Gabriela Vasos Mosqueira y el suboficial ayudante Kevin Eduardo Montiel Sanabria. Este último emerge como el principal sospechoso, ya que se hallaron documentos llamativos en su casillero relacionados con Sebastián Marset y el operativo A Ultranza PY.

Es esencial destacar que los detenidos contaban con certificación de la Isepol para manipular la plataforma, lo que añade un componente de preocupación sobre la seguridad interna y la capacitación del personal.

Consecuencias y Próximos Pasos:

La destitución de Flores y las detenciones generan un panorama de incertidumbre en la Interpol Paraguay. La Fiscalía ha convocado a declarar a diversas personas, incluyendo al propio Flores y a otros oficiales, en busca de esclarecer los hechos y determinar responsabilidades.

La conexión de red a través de una VPN que conecta la sede de Asunción con Francia agrega complejidad al caso, y se espera obtener información crucial sobre la IP que se utilizó para levantar el código rojo.

Conclusión:

El escándalo en la Interpol Paraguay plantea serias dudas sobre la seguridad interna, la gestión de usuarios y la integridad de la institución. La investigación en curso arrojará luz sobre los eventos que llevaron a la destitución de Flores y las detenciones de agentes, pero deja en el aire la necesidad de reformas y medidas para salvaguardar la credibilidad y eficacia de la Interpol en el país.

spot_img

Últimas notas