miércoles, mayo 22, 2024

Nombramiento de cardenales por el Papa Francisco, participación del Cardenal Adalberto Martínez

El Papa Francisco llevó a cabo un Consistorio Público Ordinario en la Basílica de San Pedro, en Roma, donde nombró a 21 nuevos cardenales, ampliando así la membresía del Colegio Cardenalicio. Este grupo de cardenales incluyó a destacadas figuras de la Iglesia Católica de diversos países, entre ellos tres argentinos, un colombiano y un venezolano.

Uno de los participantes más destacados en este importante evento fue el cardenal paraguayo y arzobispo de Asunción, Adalberto Martínez. Martínez tuvo un papel relevante en esta ceremonia religiosa, que representó un hito significativo en su trayectoria eclesiástica. Viajando al Vaticano desde Paraguay, pudo compartir antes del inicio de la celebración con varios de los religiosos presentes.

El Colegio Cardenalicio se enriqueció con la incorporación de representantes de diferentes naciones, siendo dos españoles, tres argentinos, un colombiano y un venezolano entre los nuevos purpurados. De estos, 18 cardenales tienen menos de 80 años, lo que les permitirá participar como electores en futuros cónclaves para elegir al próximo pontífice.

En particular, los tres nuevos cardenales argentinos adquirieron un papel destacado en esta designación. Víctor Manuel Fernández, nombrado nuevo prefecto para la Doctrina de la Fe, es conocido como «Tucho» y es un amigo personal del Papa Francisco, confirmando su relevancia en la jerarquía de la Iglesia. Junto a él, el arzobispo de Córdoba, monseñor Ángel Sixto Rossi, fortalece la presencia argentina con cuatro electores en un eventual cónclave.

A pesar de no poder participar como elector debido a su edad, se designó cardenal al capuchino argentino Luis Pascual Dri, quien a sus 96 años representa una figura histórica y confesor del actual papa durante su tiempo en Buenos Aires. Otro de los notables nombramientos fue el del arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, Luis Rueda Aparicio, quien se convierte en el único purpurado elector de Colombia.

En un gesto significativo, el Papa también nombró cardenal al venezolano Diego Padrón Sánchez, arzobispo emérito de Cumaná. Aunque supera la edad de 80 años y, por lo tanto, no podrá participar como elector en futuras elecciones papales, este nombramiento simboliza la importancia de su labor en la Iglesia.

La ceremonia comenzó a las 10:00 de la mañana, congregando a decenas de miles de personas en la plaza y contando con la presencia de 75 cardenales. Durante la lectura en latín del ritual de creación de cardenales y su proclamación, los nuevos purpurados se presentaron ante el Pontífice para recibir de rodillas el birrete cardenalicio rojo y el anillo, que son los símbolos distintivos del cardenalato. A cada cardenal se le asignó el título o diaconía de una iglesia de Roma, representando su ayuda al Pontífice en la diócesis de Roma.

Este importante evento también tuvo la presencia de delegaciones de diversos países, entre ellas la del cardenal paraguayo Adalberto Martínez, quien, como arzobispo de Asunción, representó a Paraguay en esta significativa ceremonia. Su participación resalta su relevancia en la Iglesia Católica y su compromiso con la labor eclesiástica tanto a nivel nacional como internacional. El nombramiento como cardenal es un reconocimiento a su dedicación y liderazgo en la comunidad católica en Paraguay y proyecta su papel en la Iglesia en el futuro.

spot_img

Últimas notas