jueves, mayo 30, 2024

Rusia a punto de una Guerra Civil

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha denunciado con indignación la traición del líder del grupo paramilitar Wagner, Yevgueni Prigozhin. En un discurso lleno de ira y decepción, Putin ha prometido castigar a aquellos que han desafiado al mando militar ruso, ya que considera esta rebelión como una «amenaza mortal» y un riesgo de «guerra civil» para el país en medio del conflicto con Ucrania.

Con un semblante serio y un tono marcial, Putin ha expresado su descontento hacia Prigozhin, aunque sin mencionarlo directamente: «Es una puñalada por la espalda a nuestro país y a nuestro pueblo», declaró durante su discurso dirigido a la nación. Ha señalado que lo que enfrentan es una traición causada por la ambición desmedida y los intereses personales de Prigozhin.

Vladimir Putin denunció la traición del jefe del grupo Wagner y prometió castigarlo

Previamente, el líder de Wagner había anunciado la toma del cuartel general del ejército ruso en Rostov, un centro neurálgico de las operaciones en Ucrania, y aseguró tener el control de varias instalaciones militares. La situación en Rostov es descrita por Putin como «difícil».

En respuesta a esta rebelión, la fiscalía general rusa ha iniciado una investigación por «motín armado» contra el grupo paramilitar. Mientras tanto, en Moscú se han intensificado las medidas de seguridad y se ha establecido un «régimen de operación antiterrorista» debido a la amenaza de Prigozhin, quien advirtió que sus fuerzas llegarán «hasta el final» y destruirán cualquier obstáculo en su camino.

La ocupación rusa en las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Zaporizhzhia y Kherson ha manifestado su apoyo al presidente Putin. Sin embargo, en Ucrania, un asesor del presidente Volodimir Zelensky ha considerado que la rebelión de Wagner «es solo el comienzo» de lo que podría ocurrir en Rusia.

La tensión y la incertidumbre han aumentado, y Prigozhin ha dejado claro que sus fuerzas están dispuestas a darlo todo por el pueblo ruso y liberarlo de aquellos que atacan a la población civil. Las autoridades rusas han llamado a los combatientes de Wagner a detener a su líder, y un influyente general ruso ha instado a los milicianos a abandonar su revuelta.

El fundador del grupo de mercenarios privados de Wagner, Yevgeny Prigozhin

La comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, Francia y Alemania, está observando de cerca la situación en Rusia. Mijaíl Jodorkovski, un empresario opositor ruso en el exilio, ha instado a la población a apoyar la rebelión de Prigozhin, argumentando que es importante apoyar incluso al diablo si decide enfrentarse al Kremlin.

Esta crisis ha revelado las tensiones existentes dentro de las fuerzas movilizadas en el conflicto ucraniano, y la situación sigue siendo incierta. Mientras tanto, Rusia se enfrenta a un desafío interno sin precedentes, y el futuro del país y su estabilidad se ven amenazados por esta traición y la escalada de tensiones.

spot_img

Últimas notas