viernes, julio 19, 2024

Sigue el caos y la violencia en Francia

Los disturbios en Francia continúan generando preocupación, pero el gobierno informa que la noche del sábado fue «más tranquila» en comparación con las anteriores. El ministro del Interior, Gérald Darmanin, destacó que alrededor de 45.000 funcionarios de seguridad fueron desplegados en las principales ciudades para contener la violencia.

Aunque se produjeron algunas detenciones y se registraron incidentes menores, no se alcanzó el nivel de violencia observado en noches previas, donde se reportaron numerosos autos incendiados, negocios saqueados y ataques a edificios públicos.

Hasta las 03:30 de la mañana, el Ministerio del Interior reportó un total de 486 detenciones en todo el país, principalmente por posesión de objetos que podrían ser utilizados como armas o proyectiles.

El ministro del Interior expresó en Twitter: «Noche más tranquila gracias a la acción firme de las fuerzas del orden». Sin embargo, la presión para declarar el estado de emergencia continúa, proveniente de sectores de derecha y ultraderecha.

El gobierno ha intensificado su dispositivo de seguridad, aumentando el número de efectivos de 9.000 el miércoles a 45.000 el viernes, y manteniendo esa cifra durante la noche del sábado. Se han destinado recursos adicionales a ciudades como Marsella y Lyon, que han sido escenarios de intensa violencia. París y su periferia también han sido afectadas, especialmente tras la muerte de un joven de 17 años en Nanterre, al oeste de la capital.

En París, se reforzó la seguridad en los Campos Elíseos, donde se habían convocado manifestaciones a través de redes sociales. Pequeños grupos de jóvenes vestidos de negro se congregaron en la zona, pero la situación se mantuvo bajo control. Según el Ministerio del Interior, se realizaron 194 detenciones en la capital y su periferia.

Aunque la intensidad de los disturbios ha disminuido en comparación con días anteriores, el balance de detenidos sigue siendo alto. La noche anterior se registraron 1.300 arrestos en todo el país. Las autoridades destacan que la situación está bajo control, pero se mantendrá la movilización de 45.000 efectivos para garantizar el orden público.

La violencia en Francia continúa siendo motivo de preocupación, y el gobierno está implementando medidas para frenar los disturbios y restaurar la calma en las principales ciudades del país.

spot_img

Últimas notas